fbpx

Ejercicios Pliométricos ¿Cuáles son y qué ventajas ofrece a nuestro cuerpo?

¿Qué son los ejercicios pliométricos?

La pliometría es un entrenamiento físico que consiste en realizar ejercicios en los que los músculos apliquen la máxima fuerza y potencia en el menor tiempo posible. Es un entrenamiento basado especialmente en saltos y lanzamientos, donde los músculos en extensión ejercen una contracción rápida y explosiva.

El objetivo principal de los ejercicios pliométricos es aumentar la fuerza y la velocidad

Beneficios de Realizar Ejercicios Pliométricos

  1. Fortalece los músculos
  2. Aumenta la velocidad
  3. Mejora la coordinación y equilibrio
  4. Ayuda a reducir la grasa

¿Te interesa practicarlos en tu rutina de entrenamiento? Te mostramos 3 principales ejercicios pliométricos para principiantes:

  1. Sentadillas con impulso

  • Desde una posición de cuclillas procede a saltar con los pies hacia adelante.
  • Asegúrate en lograr una gran posición y lleva tus manos fuera del suelo.
  • Mantén la espalda recta, los hombros hacia abajo, y el pecho hacia fuera, mientras realizas la sentadilla.
  • Haz una pausa por un segundo, y luego coloca las manos en el suelo y vuelve a saltar en una posición alta hasta formar la posición de plancha.
  • Repite lo más rápido posible.

 

  1. Saltos de longitud

  • En posición de pie, con los pies al ancho de tus caderas, agáchate en cuclillas con los brazos hacia atrás.
  • Luego coloca ambos pies juntos, con los brazos oscilando hacia adelante, las puntas de los pies tocando el suelo y las rodillas dobladas.
  • Gira, salta y vuelve inmediatamente a la posición inicial, o continúa hacia adelante si el espacio te lo permite.
  • No debe hacer descanso entre saltos.

 

  1. Zancadas invertidas con flexión de rodilla

  • Párate con los pies al ancho de las caderas y lleva un paso con el pie derecho hacia atrás, entrando en una zancada baja inversa.
  • Lleva todo el peso a tu pie izquierdo mientras contraes tus glúteos y core.
  • Luego trae el pie derecho hacia adelante mientras saltas con tu pie izquierdo llevando la rodilla derecha hacia el pecho.
  • Finalmente aterriza suavemente con tu pie izquierdo, y de inmediato da un paso hacia atrás en una zancada baja.

Recuerda que, por lo general el entrenamiento pliométrico no está recomendado en aquellas personas que se están recuperando de una lesión debido a que este se enfoca en hacer un gran esfuerzo. Asimismo, se sugiere hacerlo al inicio de la sesión de ejercicios antes de que los músculos se fatiguen y disminuya el rendimiento.

EXLUSIVO VENTA WEB