fbpx

Historia del botín de fútbol

Los zapatos de los futbolistas han evolucionado de manera espectacular a lo largo de la historia. Cambios de materiales y de diseño, obteniendo mayor eficacia y finalidad comercial. Pero sobretodo buscando optimizar el rendimiento de los jugadores: control del balón, maximizar la transmisión de la potencia del botín al balón, optimizar el agarre en diferentes terrenos y minimizar los riesgos de lesión.

Las primeras botas eran altas y con puntera de suela dura, encolada para mayor rigidez. Solían ser artesanales, hechas a medida de cada jugador y con arreglo a sus características físicas. Sus tacos eran fabricados en cuero, pero no resbalaban y se agarraban al campo sin demasiados problemas. A mediados del siglo XX las botas pasaron a ser de corte bajo y con puntera media blanda, más adaptables a los terrenos de juego blando. Detrás de este progreso se encontraban las incipientes marcas de material deportivo. En 1920 el alemán Adolf (“Adi“) Dassler junto a su hermano Rudolf confeccionaron su primer calzado deportivos con los pocos materiales que la posguerra les permitía., reutilizando parte del material y ropa de los ejércitos. Eran las primeras zapatillas para atletas. En 1948 Adi Dassler, por diferencias familiares, decide separarse de su hermano “Rudi“. Éste creó la firma “Puma”, mientras Adi registra como marca las famosas tres rayas (en un principio para fortalecer el metatarso) y el nombre de “Adidas” (de la conjunción de las primeras sílabas de su nombre y apellido). El Mundial de 1954, con la selección alemana calzando botas Adidas, catapultó la imagen de dicha empresa, dándola a conocer por todo el mundo. “Nike“, la firma que calzan muchos de los actuales “cracks” del fútbol mundial se fundó más tarde. A finales de los años 60 el norteamericano Phil Knight, emprendedor en la importación de botas de Japón a EEUU, creó “Nike“. Significa “victoria” en griego y alude a la diosa griega Atenea Niké
EXLUSIVO VENTA WEB